EGIPTO DÍA 2: ASWAN – ABU SIMBEL – KOM OMBO – EDFU

Si la noche anterior nos acostamos alrededor de las 23:30 horas, a la 01:30 teníamos que estar en la recepción del crucero (almohada en mano) para salir en autobús hacia los Templos de Abu Simbel. Al principio nos costó asimilarlo (¡sólo habíamos dormido 2 horas!) pero si queríamos aprovechar la semana en Egipto había que seguir el ritmo que marcaba Mohammed. Nos dieron un pic-nic con el desayuno y partimos hacia Abu Simbel en un viaje en autobús de 3 horas y media que pasamos en su mayoría durmiendo.

Los Templos de Abu Simbel

Abu Simbel está situado en el extremo sur de Egipto, en la ribera occidental del lago Nasser a unos 230 km al suroeste de Aswan. Los templos forman parte del Museo al Aire Libre de Nubia y Aswan, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 con el nombre de Monumentos de Nubia, desde Abu Simbel hasta File.

Alrededor de las 05:30 de la mañana llegamos a los Templos de Abu Simbel, aún era de noche y estábamos despertándonos. Cogimos una chaqueta, bajamos del autobús y caminamos hasta la entrada donde Mohammed nos entregó nuestro ticket de acceso (160 libras egipcias por persona). Seguimos avanzando por un camino bordeando una ladera de arena, la cual hay que subir en el último tramo y de repente, como si de la nada hubiera aparecido, vimos ante nosotros la fachada del Gran Templo de Abu Simbel mundialmente conocida.

DSC09630

DSC09637

DSC09644

Las cuatro estatuas sedentes del faraón deificado Ramsés II que la decoran se han convertido en un verdadero símbolo del Antiguo Egipto y no es para menos. Estos colosos de más de 20 metros de altura nos dejaron sin palabras. Poco a poco empezaba a amanecer y la sensación fue aún más espectacular.

DSC09672

DSC09710

DSC09717

DSC09718

DSC09719

Abu Simbel es una de las joyas de Egipto, un enorme santuario dedicado al faraón Ramsés II que ha conseguido que el nombre de este monarca egipcio perdure durante más de 3.000 años. Aunque el Templo de Ramsés es el más conocido de Abu Simbel, el complejo está compuesto por dos templos excavados directamente en la roca consagrados al culto a los antiguos dioses y faraones, fueron construidos por orden del faraón Ramsés II, hijo de Seti I.

DSC09842

Abu Simbel significa el padre de la espiga. El templo fue construido para conmemorar su victoria en la batalla de Kadesh (1274 a. C.). Está dedicado al culto del propio Ramsés así como al culto de las grandes deidades del antiguo Egipto, Amón, Ra y Ptah. De esta manera, el faraón se situaba como una divinidad más del panteón egipcio.

Hacer fotos en el interior del templo de Abu Simbel está prohibido, salvo que pagues al vigilante la tasa correspondiente al vigilante que hay en la puerta que es el mismo que te ofertará hacerte una foto con la «llave de la vida».

DSC09740

DSC09729

A la derecha del templo principal se encuentral el templo menor de Abu Simbel que está dedicado a la diosa Hator y Nefertari, la esposa favorita de Ramses II. La fachada de este templo está decorada con seis estatuas, en este caso de pie, de las cuales cuatro representan al faraón y dos a su esposa.

DSC09819

El segundo templo que visitamos en Egipto tampoco defrauda ni en magnitud ni en majestuosidad.

Durante nuestra estancia en Abu Simbel tenemos tiempo más que de sobra para ver bien los dos templos por dentro y tomar decenas de fotografías, además tampoco hay mucho turista y se puede disfrutar del entorno con tranquilidad. Esta misma visita que hemos contratado con la empresa a cargo de nuestro viaje (por 95$ por persona) también se puede hacer por libre contratando desde España con otra agencia local o mayorista. En nuestro caso, al ser el primer crucero que hacíamos, preferimos coger todo con la empresa del viaje, pero sabiendo que se puede hacer de forma privada, os recomendamos mirar más opciones por vuestra parte si preferís quedaros más tiempo.

A las 07:00 volvemos al autobús para desayunar y continuar con las visitas del día, ahora toca volver hacia Aswan pero parando antes en el Templo de File (o Philae) en la isla Agilkia, en el lago Nasser.

TEMPLO DE FILE o PHILAE

El Templo de Philae se encuentra a unos 8 km al sur de la presa de Aswan. Alrededor de las 10:30 de la mañana el autobús nos deja en una zona comercial a orillas del lago Nasser para recoger nuestro ticket (100 libras egipcias por persona) y tomar la embarcación local (llamada motonave) hacia la isla Agilkia.

DSC09894

DSC09895

DSC09902

DSC09974

El Templo de Philae está dedicado a la diosa Isis, diosa de la fertilidad y la diosa más venerada de la historia del antiguo Egipto. Fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1979 junto con el Templo de Abu Simbel.

DSC09911

El Templo de Philae está formado por un conjunto de edificios que fueron levantados a lo largo del tiempo y dedicados a distintos usos y divinidades. Con lo primero que nos encontramos es con el patio central y las columnatas que nos dirigen a la puerta de Ptolomeo (la fachada principal) y al vestíbulo de Nectanebo I. Visitamos el patio con el mammisi y los templos dedicados a Hathor e Isis, así como el Pabellón de Trajano, construido por los romanos y que usaban para adorar a los dioses egipcios cuando conquistaron la zona.

DSC09916

DSC09915

DSC09925

DSC09942

DSC09949

DSC09964

DSC09965

DSC09971

DSC09918

Al mediodía estábamos de vuelta en el crucero, seguramente os parezca pronto, pero a estas horas ya no se podía estar en la calle. ¡El calor era insoportable! Hasta la hora de comer aprovechamos para refrescarnos en la piscina del barco y después de la comida buffet descansamos hasta las 18.00 hora en la que llegamos al puerto de Kom Ombo.

KOM OMBO

El templo de Kom Ombo es uno de los más famosos de Egipto porque es completamente simétrico. Cuenta con dos entradas, dos salas cubiertas sostenidas por columnas y dos santuarios. Es el único dedicado a dos dioses, Sobek el dios cocodrilo y Horoeris, el dios halcón

Cuando bajamos del barco, ya de noche, no dábamos crédito a lo que vimos: cientos de turistas entraban y salían del templo y la mayor parte de ellos eran ¡ESPAÑOLES! Igual que en Abu Simbel nos sorprendió apenas ver gente, esto fue inaudito. Era imposible hacer fotos sin gente. Esta es una de las cosas que no nos gustan de los viajes organizados, que no puedes elegir cuándo ver las cosas y si coincide que una decena de cruceros han llegado al mismo tiempo, pasan cosas como esta.

DSC09986

DSC09987

DSC09990

DSC09995

DSC00011

DSC00020

En las proximidades del templo se encuentra el Museo del Cocodrilo donde se exponen esculturas y momias de época del Antiguo Egipto, relacionadas con el dios Sobek, halladas en diversas excavaciones (aquí no se puede hacer fotos).

DSC00026

Después de la visita al museo, dimos una vuelta por el mercadillo situado en el mismo puerto (si queréis compraros una chilaba egipcia este es un buen lugar dada su variedad de estilos y colores) y regresamos al barco para cenar y descansar después de este intenso día.


Der WhatsApp Chat ist offline

Un comentario en “EGIPTO DÍA 2: ASWAN – ABU SIMBEL – KOM OMBO – EDFU

Deja un comentario