DÍA 1: Madrid > Londres > Stavanger

La opción más económica para visitar los fiordos noruegos y conocer una de las zonas más relevantes del país es viajar hasta Stavanger (Noruega), ciudad conocida como “la puerta de los fiordos”. Situada al sur del país, Stavanger es famosa por ser la capital del petróleo, donde se concentran la mayoría de los pozos que salpican los mares del norte,  por acoger el mejor conjunto de casas de madera del norte de Europa, tanto su antigüedad como por su conservación, por ser uno de los destinos donde mejor se come de Noruega y, por supuesto, por el Preikestolen (El Púlpito).

DSC01143

Llegar hasta aquí con un vuelo directo es algo caro, por eso nosotros elegimos un vuelo con escala Madrid > Londres > Stavanger con regreso desde Bergen (también con escala en Londres). Nos costó 212 € por persona y viajamos con la compañía British Airways. Salimos a las 08:25 horas de Madrid y llegamos a Stavanger a las 14:35 horas.

En cuanto al dinero, en Noruega la moneda oficial es la corona Noruega (NOK). Esta vez no quisimos jugárnosla como en otros viajes y decidimos cambiar el dinero directamente en Madrid en nuestro banco de confianza CECABANK. Si vais a hacer un viaje de una semana y lleváis una cantidad importante de dinero, el mejor cambio os lo harán aquí.

Una vez en el aeropuerto, cogimos un autobús de la compañía FLYBUSSEN que nos dejará en el centro de Stavanger a tan sólo 10 minutos andando de nuestro hotel. El trayecto en bus dura 30 minutos y los buses salen cada 15/20 minutos (precio por persona = 120 NOK).

DSC01133

Alojamiento en Stavanger

Para las dos primeras noches reservamos un hotel normalito frente al muelle: el Skansen Hotel por 140 euros las 2 noches y desayuno incluido. Esto último en Noruega es muy importante, ya que la comida es muy muy cara y es conveniente meterse un buen desayuno y aprovechar parte del mismo para tener algo que picar durante el día y matar el hambre o el viaje te saldrá caro. Además, os recomendamos llevar embutido, frutos secos y Aquarius en la maleta para salir del paso en esos momentos.

Qué hacer en Stavanger

Stavanger es una ciudad pequeña, pero con encanto. Aquí es donde paran muchos viajeros para hacer la subida al Preikestolen y merece la pena visitar el centro histórico.

DSC01138

Primero pasearemos por el muelle hasta llegar a la catedral de Stavanger y de camino comeremos algo en un Burger King frente al muelle (no habíamos comido aún y era una opción económica). Después callejearemos hasta dar con Øvre Holmegate o la calle Holme alta en noruego, es una de las zonas más vistosas de esta ciudad, conocida como el Nothing Hill noruego, por sus casas y establecimientos con fachadas de colores.

La cena la realizaremos en el restaurante Fisketorget (también frente al muelle) del cual hemos oído hablar a otros bloggers. Era una buena oportunidad para probar comida típica de la zona: sopa de marisco, mejillones al vapor y pescado del día (nos salió por 80€ y fue la cena más cara de todo el viaje).

Después de cenar, damos un paseo por el muelle de vuelta al hotel porque empieza a chispear y es hora de descansar. Al día siguiente subimos al Púlpito.

LEER DÍA 2: Subida al Preikestolen | Sverd i fjell



Un comentario en “DÍA 1: Madrid > Londres > Stavanger

Deja un comentario